EL BLOG EN NUESTRO ECOSISTEMA




Este Blog pretende convertirse en un lugar de encuentro y participación virtual de nuestra comunidad educativa.

L@s docentes y l@s estudiantes de 5º curso de la Facultad de Formación del Profesorado y Educación de la Universidad de Oviedo serán l@s encargad@s de dinamizar desde las diferentes entradas y enlaces que se vayan abriendo.

También podrán participar otros profesionales de instituciones con las que entremos en contacto con la intención de que sea una ventana abierta a la sociedad, que nos enriquezca a tod@ y que sea una pieza importante en el ecosistema de formación que estamos construyendo.

RETOS DEL FUTURO: EDUCACIÓN Y ESCUELA

noviembre 21, 2008

Aunque no se pueda predecir el futuro con certeza, ciertas tendencias nos indican lo que es posible que ocurra en los países desarrollados:

DEMOGRÁFICOS

  • Habrá más personas por encima de los 65 años que por debajo de los 16.
  • Despues de una reducción de la población escolar de infantil y primaria crecerá.
  • El profesorado será más joven y con menor experiencia.
  • A pesar de que la expectativa de vida sea más alta aumenta la preocupación por la salud de las generaciones más jóvenes.
  • Se espera una mayor diversidad étnica, con mayor concentración de las minorás en áreas geobráficas concretas.

SOCIALES

  • Crecerá la diversidad de actitudes y expectativas sociales.
  • Cambiarán aún más las estructuras de la familia tradicional diversificándose los tipos de agrupamiento familiar.
  • Aumentará la diversidad religiosa, aunque el carácter secular y laico del país se hará más evidente.
  • Una gran proporción de niños tendrán padres y madres con estudios universitarios.
  • La desigualdad de género continuará disminuyendo.
  • Los problemas de salud mental de niños y adolescentes seguirán presentes.

TECNOLÓGICOS

  • Habrá un incremento exponencial del ritmo de crecimiento tecnológico.
  • Diversos avances tecnológicos y científicos generarán debates éticos sobre su aplicación.
  • La ampliación del ancno de banda y su abaratamiento permitirán numerosos servicios ligados a Internet.
  • La disminución de los costos de hardware y software junto con la proliferación del hardware libre permitirán un acceso universal e ilimitado a la red.
  • Mecanismos multifuncionales, más inteligentes permitirán el acceso a una cantidad de un información on-line.
  • El uso de las TIC será habitual para la mayoría del alumnado y para una creciente mayoría del profesorado.

ECONÓMICOS

  • Se estima un incremento de un 30% en el nivel de vida.
  • Bienes hasta ahora considerados de lujo y de acceso limitado pasarán a convertirse en necesidades habituales para una gran parte de la población.
  • Una mayor proporción del presupuesto familiar se dedicará al ocio y dsifrute, servicios domésticos, deporte y cultura.
  • Se exigirá un nivel más alto de destrezas y competencia en una economía basada en la información y el conocimiento.
  • Habrá una reducción considerable de los trabajos no cualificados. Los jóvenes, por ello, necesatiarán una mejor preparación para asegurarse un empleo.
  • Los patrones de trabajo se irán diversificando y las estructuras laborales estarán menos jerarquizadas, por lo que requerirán de los trabajadores mayor flexibilidad y capacidad de adaptación.

DEL ENTORNO

  • La gestión equitativa del agua será uno de los grandes desafíos de este siglo.
  • El cambio climático y sus consecuencias como el aumento de la desertización exigirán cambios en las políticas medioambientales.
  • La búsqueda de fuentes de energía renovables será una constante.
  • El conocimiento y la conciencia de estas amenazas que se ciernen sobre el entorno aumentará.
  • Se generará una mayor responsabilidad medioambiental.
  • Los individuos asumirán su responsabilidad personal sobre el impacto de su conducta en el medio ambiente.
  • Tanto el sector público como privado asumirán sus responsabilidades.

¿CUÁL VA A SER EL PAPEL DE LA ESCUELA EN ESTE ESCENARIO DIBUJADO?

¿CUÁLES SON LOS RETOS DE LA EDUCACIÓN DEL SIGLO XXI?

4 comentarios:

Sonia Garcia Abelairas dijo...

El Congreso de Bilbao parece haber mostrado una realidad educativa considerablemente distinta a la nuestra en materia de innovación. Tal circunstancia, puede provocar un sentimiento de “inferioridad” y repercutir negativamente en nuestra autoestima; no obstante, debemos interpretarla como la necesidad de despertar nuestro compromiso con la tarea investigadora-innovadora.
No conozco si esa innovación manifiesta engloba el proceso de enseñanza-aprendizaje más allá de los recursos TIC, es decir, si se replantean las bases psicopedagógicas. Sí es cierto, que para juzgarlo, debería haber asistido o, como mínimo, analizar las actas y materiales derivados del mismo, lo que podría plantearse como una práctica más de la asignatura.
Lo que sí parece inevitable, son los cambios que se vaticinan a nivel mundial, frente a los que habrá que ver las respuestas que se diseñan y en cuyo desarrollo tendremos un rol protagonista los pedagogos, o eso espero, frente a la visión a-educativa de economistas, políticos, etc.
Buscando por la red información relacionada, he encontrado este enlace http://www.innovasocial.com/2008/11/abletech-2008-lo-ultimo-en-tecnologias-accesibles/#more-527 en el que podemos acceder a un blog sobre la obra social de Caja Madrid, relativa a “innovación social, Internet y Tecnología al servicio de la Solidaridad”. Considero fundamental el desarrollo de las TIC y las nuevas metodologías vinculadas, de modo y manera que resulten accesibles y útiles a todas las personas equitativamente. No debemos perder de vista la diversidad para ofrecer una atención adecuada; y si vamos a adentrarnos en la “era TIC”, deberemos esforzarnos por evitar que se convierta en una era segregadora.
Un saludo!

Sonia Garcia Abelairas dijo...

El futuro se presenta incierto en todas sus dimensiones.
La fluctuación normal del ciclo económico parece resquebrajar el sistema de vida actual por los efectos de una crisis provocada por la falta de previsión, lo que nos plantea la ineludible y acuciante necesidad de configurar un nuevo modelo que impere la dinámica económica mundial, ya no basada en el crudo, ni el capital virtual; sino asentada sobre la capacidad de relación productiva internacional, en respuesta al estadio del Capitalismo denominado "globalización". Hoy, más que nunca, resulta absolutamente imprescindible la homogeneización respecto a los recursos productivos (bien sean de conocimientos, de innovaciones, de bienes materiales, de servicios, de valores...)para la apertura definitiva de las fronteras más allá de la organización política del mundo. Se cierne sobre nuestra identidad el reto de pertenecer a un mundo necesariamente comunicado y global, que nos demanda, ante su vertiginosa variabilidad, el desarrollo y la actualización continua de nuestra capacidad adaptativa.
Algo sí es seguro: nada lo es. Así pues, compañeros, debemos asumir la darwiniana circunstancia de que sólo sobreviviremos si nos adaptamos a los requerimientos sociales, en este caso, una actualización permanente de nuestro currículum, es decir, una actitud de incesante inconformismo formativo.
No podemos permitirnos la negligencia pedagógica de caer en las redes de la abstención; todos somos actores sociales responsables del devenir mundial.

Jorge Mañana Rodríguez dijo...

He de decir que estoy de acuerdo con la mayoría de los puntos reflejados en la previsión de futuro que representa la entrada de estos comentarios. No obstante, me gustaría apuntar dos cosas al respecto, posicionándome como estudiante de pedagogía. La primera de ellas es que debemos tomar una actitud crítica ante las modas que, escudándose en la inestabilidad tecnológica, social, política y económica, buscan un hueco para tratar de mantener sus estandartes en alto, dogmatizando y haciendo de la práctica pedagógica una bonita poesía más que una ciencia de la educación. La segunda de las cosas que deseo apuntar, desde mi postura, es que ante este tipo de cambios la posición que creo mejor es aquella en que los pedagogos depositemos la confianza en la metodología científica, el neopositivismo moderado, la pedagogía experimental y la capacidad de crítica para tomar decisiones parsimoniosas encaminadas a la eficacia y eficiencia de la educación en todos sus ámbitos, y actualizados en nuestros conocimientos. De no ser así, puesto que estamos en el eje de las distintas fuerzas sociales, seremos barridos como profesionales, faltos de credibilidad en una sociedad que no será educada mayoritariamente por los maestros, los pedágogos o los padres sino por los diferentes medios de información audiovisual, cuyos contenidos podemos seleccionar pero no controlar. Durante un tiempo, el método científico nos dotó de la base para el progreso social, la salud, el desarrollo intelectual de las personas y la posibilidad de una educación mejor. Por ello creo que una querencia por lo experimental, lo preciso y lo fiable puede ser la tabla de salvación de nuestra profesión.

Ángela Zamora dijo...

El ámbito de la educación siempre se nos muestra cambiante. Los cambios son consecuencia de la propia evolución de las distintas sociedades. Por supuesto, la escuela debe tener bien presente la realidad social en la que está inmersa puesto que constituye su contexto. En mi opinión, la influencia en la escuela de las tendencias que se indican tiene varias vertientes. En primer lugar debe estar preparada para ampliar el ámbito de la educación e intensificar la educación de adultos. Este hecho ayudaría en la importante cuestión de entender la educación como una tarea de toda una sociedad. Una mejor formación de las personas adultas favorecería una influencia más positiva en los jóvenes. En segundo lugar las tendencias enumeradas apuntan hacia una mayor diversidad en la escuela, tanto a nivel de los estudiantes como de las nuevas formas de unidad familiar. Se trata de un reto interesante que la escuela debe abordar. Desde mi punto de vista es una gran oportunidad para presentar a los estudiantes otras realidades y dotarles de recursos que les permitirán interaccionar con los demás de una manera integradora y empática en la diferencia cultural. En tercer lugar, la realidad de las nuevas tecnologías será clave en la educación. Aquí el reto se presenta en dos vertientes: por un lado estará el uso de las TIC en las nuevas propuestas de enseñanza en el contexto escolar y por otro la educación para el uso responsable de las nuevas tecnologías en el ámbito privado. En cuarto lugar, parece que los condicionantes laborales exigirán una mayor flexibilidad en la formación de las personas y la escuela debe estar preparada para dar respuesta a esta nueva demanda. Por último parece necesaria una mayor intensificación en la educación para la sostenibilidad y los hábitos saludables para las personas y el medioambiente.
En definitiva, pienso que la educación debe adaptarse a las necesidades de un mundo cambiante sin por ello, por supuesto, renunciar a sus principios de transformación social. La escuela debe afrontar el siglo XXI con optimismo y sabiendo transformar los problemas en oportunidades para educar.